Home      Sobre      Events Calendar      Downloads      Discussion Forum      Contact Us      Global Site      Español      Português
Propagación
Tallo
La Hoja
La Inflorescencia
El Sistema Radicular
Fase de Germinación y Establecimiento
Fase de Ahijamiento
Fase del Gran Crecimiento
Fase de Maduración
Consecuencias Prácticas
Variedades Mejoradas
Preparación del Terreno
Material de Propagación
Poca de Plantación
Riego de Germinación
Manejo de las Malas Hierbas
Manejo del Riego
Fertirrigación
Aporcamiento
Deshoje
Amarre
Remoción de los Chupones
Manejo de la Cosecha
Producción
Síntomas de Deficiencia Nutricional
Plagas y Enfermedades
Home > Manejos Agronómicos > Plagas y Enfermedades
Plagas y Enfermedades

En concordancia con la gran diversidad de condiciones en las cuales se cultiva la caña de azúcar en el mundo, existe un amplio espectro de plagas y enfermedades cuyo control se ha vuelto prioritario en una base regional o interregional, debido a las condiciones agro-climáticas de manejo asociadas al área de cultivo.

 

También la susceptibilidad de cada variedad a las enfermedades y plagas agrava la situación y crea problemas adicionales. Abajo se presenta una breve descripción de los síntomas producidos por plagas y enfermedades importantes que ocurren en distintas partes del mundo. Para mayor información y para ver las medidas de control de las plagas y enfermedades consulte al agrónomo de Netafim local o a un experto en protección de plantas.


Barrenador Temprano del Brote (Chilo infescatellus) - Síntomas

 

  • Ataca a la caña durante la primera fase del crecimiento, antes de la formación de los entrenudos. También ataca los tallos de la caña en los años de sequía.
  • Las larvas penetran lateralmente la caña a través de uno o más hoyos en los tallos o brotes, y barrenan hacia abajo y hacia arriba, matando el punto de crecimiento. De esta forma, las larvas cortan la fusta foliar, la que eventualmente se seca formando un “corazón muerto”. El corazón muerto puede ser fácilmente arrancado. Emite un olor desagradable.
  • Cuando la infestación del barrenador ocurre en la fase de germinación, provoca la muerte de los brotes-madre, secando la mata entera. Esto produce espacios vacíos en el campo.
  • Produce fuertes pérdidas productivas, ya que afecta al número de plantas por unidad de área. Cuando el barrenador infecta los tallos de la caña, tanto el rendimiento como la calidad son perjudicados.

 

Barrenador de los Entrenudos (Chilo saccharifagus indicus) - Síntomas

 

  • Ataca al cultivo luego después de la formación de los entrenudos y su actividad continua hasta la cosecha.
  • La tendedura, las altas dosis de N, las condiciones de anegamiento y la presencia de chupones favorecen la aparición de esta plaga.
  • El ataque reciente del barrenador es observado generalmente en  los primeros 5 entrenudos superiores inmaduros.
  • Las larvas barrenan la región nodal, ingresan al tallo y forman galerías hacia arriba, en un formato de espiral bien característico. El hoyo de entrada se llena generalmente con excrementos.
  • Las larvas se alimentan y se multiplican en los chupones. Una larva encontrada en una sola caña daña 1 a 3 entrenudos. Los entrenudos afectados tienen menor grosor.
  • Cuando la infestación es severa hay pérdida de producción y deterioro de la calidad del jugo.


En la fotografía superior: Daño del Barrenador de los Entrenudos

 

Barrenador del Ápice (Scirpophaga excerptalis)

 

  • El anegamiento del suelo favorece el ataque de esta polilla.
  • Las larvas barrenan primero la zona intervenal de las hojas y producen una raya blanca, que más tarde se vuelve marrón-rojiza, generalmente entre la segunda y quinta hoja desde el ápice de la planta. Como resultado de la masticación a lo largo de la fusta foliar, aparecen perforaciones tipo “tiro de munición” en las hojas. A medida que las larvas mordisquean hacia el centro de la caña, una parte del tejido interno es comido, provocando la formación de un corazón muerto. Cuando se forma, el corazón muerto éste es de color marrón-rojizo, con apariencia carbonizada y no se puede arrancar con facilidad. En la fase de germinación, los tallos atacados mueren y los tallos laterales (retoños) crecen con una apariencia de ramillete o abanico. En el período del gran crecimiento, el cultivo se detiene y la corona con el corazón muerto se seca y puede ser volado por el viento, dejando solo el tocón.
  • Muchas pérdidas de producción y deterioro de la calidad ocurren debido al barrenador del ápice. Dependiendo del grado de incidencia las pérdidas de rendimiento pueden llegar a 20-30%.


Escama (Melanaspis glomerata)

 

  • El anegamiento y condiciones de alta temperatura y humedad favorecen el aumento de la población de escamas. La lluvia y alta velocidad del viento facilitan la dispersión de la plaga. Se disemina a nuevas áreas a través del material de propagación. Los hombres y los animales que transitan desde campos infectados también diseminan la plaga hacia las zonas adyacentes.
  • Las escamas  generalmente se establecen en los entrenudos, cubiertas por la vaina de la hoja. Las hojas de las cañas infectadas muestran síntomas de secamiento de las puntas y tienen un color verde-pálido no saludable, y si la infestación continua se vuelven amarillas. La succión de la savia también produce la no abertura de las hojas, que también se amarillean y finalmente se secan. La región nodal es más afectada que la región internodal.
  • Los cultivos infestados pierden vigor, las cañas se marchitan, el crecimiento se detiene y el largo internodal se reduce drásticamente. Al final, la caña se seca. Cuando se abren esas cañas tienen un color marrón-rojizo por dentro. Tanto la producción como la calidad son afectadas. La pérdida de producción puede ser mínima o total.   

 

Pyrilla (Pyrilla purpusilla Walker)

 

  • La Pyrilla es la más destructiva entre las plagas chupadoras del follaje de la caña de azúcar.
  • Los factores que favorecen la aparición de la pyrilla son: fuertes lluvias, seguidas de humedad de 75-80%; períodos intermitentes de sequía; altas temperaturas (26-30ºC) y vientos fuertes. Otros factores que favorecen la aparición de la pyrilla son cultivos densos y frondosos, la aplicación excesiva de nitrógeno, el anegamiento, la tendedura de la caña y la presencia de variedades con hojas anchas y suculentas.
  • Los adultos y las ninfas chupan la savia de las hojas, en el lado interno de las hojas inferiores. Cuando la infestación es fuerte, las hojas se vuelven blanco-amarillentas y se marchitan. Debido a la continua succión de savia por un gran número de áfidos, las hojas superiores afectadas se secan y las yemas laterales brotan. Los áfidos exudan un fluido dulce y pegajoso, llamado mielecilla, que estimula un rápido e intenso desarrollo de hongos, especie de Capanodium y, como consecuencia de esto, las hojas se cubren enteramente con un tizón ceniciento (fumagina), que reduce la fotosíntesis.
  • Las pérdidas de producción de caña debido al ataque de la pyrilla han sido estimadas en alrededor de 28%, con una pérdida unitaria de azúcar de 1,6%.

 

Termitas (Coptotermes heimi Wasmann; Odontotermes assmuthi Holmgr; O. obesus Rambur; O. wallonensis Wasmann; Microtermes obesi Holmgr; Trinervitermes biformis Wasmann)

 

  • Son insectos polífagos encontrados en todo el mundo. Su ataque es más severo bajo condiciones de sequía prolongada y en suelos de texturas finas, como los suelos arenosos y franco arenosos.
  • Las termitas atacan esquejes, brotes, retoños y también rastrojos.
  • Las termitas entran por los cortes en los extremos de los esquejes o por las yemas y se alimentan de tejido suculento. La galería que excavan es rellenada con tierra. Esto afecta la brotación, perjudicando la fase inicial del cultivo y finalmente, la producción de caña. El daño sobre la brotación puede llegar al 60%.
  • En los tallos las termitas se alimentan de los tejidos internos, dejando la corteza intacta. La cavidad formada por las termitas es rellenada con suelo húmedo, dejando galerías libres por las cuales se desplazan. Las cañas afectadas mueren.

 

Mosquita Blanca (Aleurolobus barodensis Mask)

 

  • El anegamiento y la falta de nitrógeno causan un aumento severo de mosquitas blancas. Las sequías estivales y los períodos de tiempo caluroso durante la temporada de los Monzones también favorecen el aparecimiento de esta plaga.
  • Las variedades de caña con hojas anchas y largas son más susceptibles a esta plaga.
  • Las ninfas de las mosquitas blancas chupan la savia en la superficie interna de las hojas las que, en ataques severos, se vuelven amarillas o rosadas y se secan gradualmente
  • Las hojas infestadas son cubiertas por un tizón ceniciento (fumagina) causado por un hongo, lo que afecta adversamente a la fotosíntesis. La infestación por mosquitas blancas retarda el crecimiento de la caña y disminuye el contenido de azúcar.
  • Se han descrito pérdidas considerables de producción y de recuperación de azúcar. Una infestación del 80% de las hojas reduce la producción de caña en un 23.4% y el contenido de sacarosa disminuye en un 2.9%.

 

En la fotografía superior: Infestación de Mosquita Blanca

 

Podredumbre Roja (Colletotrichum falcatum)

 

  • Es la enfermedad más temida de la caña de azúcar y ha causado la eliminación de muchas variedades comerciales importantes.
  • Algunos de los síntomas externos de esta enfermedad son: el amarillamiento y secado de las hojas, desde el borde al espacio intervenal; el secado de toda la parte superior de la planta, incluyendo la corona; la pérdida del color natural, una considerable contracción del tallo y la aparición de lesiones rojizas en la corteza del tallo.
  • El síntoma más característico que sirve como síntoma de diagnóstico de esta enfermedad, es la presencia de manchas o lesiones de color rojizo pálido, intercaladas con manchas blancas horizontales en el tejido interno. A medida que la enfermedad avanza los tejidos internos se oscurecen y se secan, produciendo cavidades longitudinales en la médula del tallo.
    Carbón (Ustilago scitaminea)
  • La diseminación primaria de esta enfermedad es a través de esquejes infectados y la diseminación secundaria se da por las teliosporas acarreadas por el viento.
  • Algunos síntoma del Carbón son: achaparramiento de los retoños infectados; abundante brotación de tallos laterales (macollas); acortamiento del largo internodal, y formación de tallos delgados con hojas angostas y erectas.
  • El síntoma más característico del Carbón es la producción de una estructura semejante a un largo látigo que nace desde la yema terminal del tallo, de color negro y cubierta con una fina membrana plateada. Esta membrana plateada se rompe, liberando millones de esporas reproductivas del hongo (teliosporas), que están presentes en formas de masas pulverulentas.
  • Las pérdidas producidas por el Carbón en la caña de azúcar dependen de varios factores, entre ellos: el tipo de infección (primaria o secundaria), el tipo de cultivo afectado (plantillas o socas) y si la infección fue temprana o tardía. Se han descrito pérdidas de 30-40% en cultivos de plantas de caña, y mayores a 70% en cultivos de socas. En la caña infectada el contenido de sacarosa disminuye entre un 3-7%. 

 

Corazón Negro o Guacatillo (Ceratocystis paradoxa)

 

  • Es una enfermedad que afecta principalmente al material de semilla (esquejes). Los síntomas típicos de esta enfermedad son detectados en los esquejes después de 2-3 semanas de la plantación.
  • El patógeno penetra al esqueje principalmente a través de los cortes en los extremos y destruye el tejido blando (parenquimatoso) de los entrenudos, dañando las yemas.
  • Los tejidos afectados desarrollan primero una coloración rojiza, que se vuelve negro-marrón en los estados avanzados. En los entrenudos más afectados se forman cavidades. La presencia del hongo dentro del esqueje impide su enraizamiento. En la mayoría de los casos los esquejes decaen antes de la brotación de las yemas, o cuando los brotes llegan a 6-12 cm de altura, reduciendo la germinación y disminuyendo la población de plantas por unidad de área.
  • Ocasionalmente la enfermedad ocurre en un cultivo ya establecido, debido al ingreso del patógeno por las heridas del tallo causadas por barrenadores, ratones u otros agentes que causen perforaciones. Condiciones de sequía aceleran el daño. El patógeno se disemina rápidamente a través de las cañas, el follaje se amarillea y finalmente las plantas se marchitan. Cuando se corta un tallo infectado huele a piña madura. El olor a piña se debe a que el hongo produce etilacetato.
     

Marchitez (Cephalosporium sacchari)

 

  • Esta enfermedad se disemina por esquejes infectados. Los hongos penetran por heridas.
  • Tanto condiciones de estrés biótico (ataques de nemátodos, barrenador de la raíz, termitas, escamas, pulgones, etc.) como condiciones de estrés abiótico (sequía, anegamiento, etc.), predisponen a las plantas a ser infectadas por el hongo de la marchitez.
  • El estrés hídrico, combinado con altas temperaturas y baja humedad, reduce la resistencia de la planta a esta enfermedad.
  • En el Asia los síntomas típicos de la marchitez aparecen durante el período de los Monzones y después de los Monzones.
  • Las plantas afectadas se ven marchitas y visiblemente achaparradas. Las hojas de la corona se amarillean, pierden turgor y eventualmente se caen marchitan.
  • Las cañas afectadas por la marchitez pierden su color normal y son más livianas. En las etapas iniciales de la infestación el síntoma más característico es la presencia de manchas de color rojizo-marrón en el tejido interno. Más tarde, la caña se hace liviana, se ahueca y colapsa.
  • Esta enfermedad reduce la brotación y, en casos severos, puede producir pérdidas totales de la producción debido al secado de los brotes y al marchitamiento de los tallos.
     
    Enfermedad del Raquitismo de los Retoños

 

  • El raquitismo de los retoños ha sido considerada como la causa más importante de la degeneración varietal de la caña de azúcar.
  • La diseminación primaria de la enfermedad es a través de esquejes contaminados.
  • También se disemina a través de implementos de cosecha contaminados con el jugo de cañas enfermas.
  • La expresión de la enfermedad es mayor bajo condiciones de estrés.
  • Esta enfermedad provoca una reducción progresiva de la producción. Los rebrotes son más afectados por esta enfermedad que las cañas.
  • La enfermedad reduce la brotación y la producción.
    · El síntoma más característico en los tallos infectados es la presencia de punteados, con forma de cabezas de alfiler, de color anaranjado, que corresponden a las bacterias dentro del tejido interno blando de la región nodal.
  • Otros síntomas incluyen el crecimiento achaparrado de la planta, tallos delgados con entrenudos cortos, follaje amarillento pálido y un estrechamiento rápido del tallo desde la base hacia el ápice.

 

En la fotografía superior: Síntoma de la Enfermedad del Raquitismo de los Retoños
 

Enfermedad de los Tallos Pastosos (Phytoplasma spp.)

 

  • Es una enfermedad causada por un micoplasma.
  • La transmisión primaria ocurre a través de esquejes infectados por la enfermedad.
  • La formación de abundantes macollos de hojas angostas y cloróticas le da un aspecto pastoso a la planta, siendo un síntoma característico de esta enfermedad.
  • En las plantas infectadas muy pocos macollos llegan a formar cañas, que se forman delgadas y producen tallos blancos desde las yemas laterales.

 

Escaldadura de la Hoja (Xanthomonas albileneans)

 

  • Es una enfermedad bacteriana, ampliamente diseminada en muchos países.
  • La enfermedad es favorecida en temporadas húmedas, en condiciones de estrés hídrico producido por sequías y también cuando hay anegamiento y bajas temperaturas.
  • Los síntomas de la enfermedad aparecen en dos fases: una crónica y otra aguda.
  • En la fase crónica, se forma una “línea de lápiz blanco” que se extiende a lo largo de toda la lámina hasta el borde de las hojas nuevas, que después se hace difusa y produce la etiolación de la hoja. La punta se seca y adquiere una apariencia escaldada, de ahí el nombre de la enfermedad. Los síntomas típicos de la fase crónica son: diferentes grados de clorosis en las hojas, que varían desde el albinismo total a una clorosis intervenal de las hojas jóvenes en el verano; brotación de yemas de forma acropétala, que le confiere una apariencia arbustiva al cultivo; presencia de hebras vasculares de color rojo oscuro al abrir los tallos y la aparición de rayas prominentes en los nudos de los brotes laterales.
  • En la fase aguda los síntomas aparecen de repente, o las plantas también pueden morir sin presentar mayores síntomas foliares. El enmascaramiento de los síntomas es más común en el Asia durante la época de los Monzones, pudiendo aparecer síntomas de repente en cualquier fase del cultivo.

 

Enfermedad de las Rayas Amarillas (Cercospora koepkei)

 

  • El desarrollo de esta enfermedad es favorecido por la ocurrencia de lluvias prolongadas con aparición intermitente del sol, por condiciones de anegamiento y por la aplicación de altas dosis de nitrógeno.
  • Condiciones de clima templado y húmedo favorecen una rápida y abundante producción de conidias por el hongo, que  diseminan la enfermedad.
  • El síntoma característico de la enfermedad es la aparición de pequeñas manchas amarillentas, de forma irregular, sobre la superficie de las hojas. La densidad de las manchas es menor en la superficie interna de la hoja, moderada en el medio y máxima hacia la punta de la hoja. Las manchas se juntan en los últimos estados y causan el secado de la hoja. El follaje severamente afectado se ve de color rojizo-marrón a la distancia.

 

En la fotografía: Enfermedad de las Rayas Amarillas, con pequeñas manchas amarillas
 

Enfermedad de la Mancha del Ojo (Helminthosporium sacchari)

 

  • Los cultivos de 6-7 meses de edad son más susceptibles a esta enfermedad.
  • El hongo penetra en el tejido del hospedero, ya sea por los estomas, por las células de guardia, o directamente a través de la cutícula.
  • Condiciones de tiempo nublado, alta humedad, con lloviznas combinadas con noches frías y follaje mojado, ya sea por lluvia o rocío, promueven considerablemente el desarrollo de esta enfermedad.
  • Igualmente, las condiciones de anegamiento, alta fertilidad y exceso de nitrógeno también favorecen la diseminación de la enfermedad.
  • Las lesiones aparecen primero como manchas pequeñas empapadas de agua, de color más oscuro que los tejidos vecinos. La mancha se hace más alargada, conformando la forma de un “ojo” y se adquiere color de paja en pocos días. Después la parte central de las manchas se vuelve de color rojizo-marrón, rodeada por tejidos amarillentos. Las manchas de color rojo-marrón se desarrollan, extendiéndose a lo largo de las venas, desde la zona de las lesiones hasta la punta de la hoja. Más tarde las manchas se juntan para formar largos parches que causan el secado de las hojas.

 

 

 

Send to a friend Top of Page Printable Version