Home      Sobre      Events Calendar      Downloads      Discussion Forum      Contact Us      Global Site      Español      Português
Propagación
Tallo
La Hoja
La Inflorescencia
El Sistema Radicular
Fase de Germinación y Establecimiento
Fase de Ahijamiento
Fase del Gran Crecimiento
Fase de Maduración
Consecuencias Prácticas
Variedades Mejoradas
Preparación del Terreno
Material de Propagación
Poca de Plantación
Riego de Germinación
Manejo de las Malas Hierbas
Manejo del Riego
Fertirrigación
Aporcamiento
Deshoje
Amarre
Remoción de los Chupones
Manejo de la Cosecha
Producción
Síntomas de Deficiencia Nutricional
Plagas y Enfermedades
Home > Morfología del Crecimiento > Tallo
Tallo

El tallo también se llama "caña triturable". Se desarrolla a partir de una yema del esqueje. Cuando el esqueje es plantado, cada yema puede formar un tallo primario.
 
De este tallo nacen los tallos secundarios, llamados “retoños”, que se forman de las yemas subterráneas del tallo primario. Sucesivamente, nuevos retoños pueden formarse de las yemas subterráneas de los tallos secundarios. El tallo está formado por segmentos llamados nudos (Para ampliar el gráfico del tallo haga click aquí)
 

Cada segmento está compuesto por un nudo y un entrenudo. El nudo es la parte por la cual la hoja se conecta al tallo y donde están las yemas y los primordios radiculares. En el nudo se observa una cicatriz foliar, en el punto donde cayó la hoja. La longitud y el diámetro de los nudos varían considerablemente entre los diferentes cultivares y condiciones de cultivo. Los colores del tallo en la región de los entrenudos dependen de la variedad de caña en cuestión y de las condiciones ambientales.

Por ejemplo, la exposición de los entrenudos al sol puede causar un cambio total del color. La misma variedad cultivada en diferentes climas puede mostrar distintos colores. Todos los colores del tallo se derivan de dos pigmentos principales: el color rojo, proveniente de la antocianina y el color verde, de la clorofila.

La relación entre la concentración de estos dos pigmentos produce tonos que van desde el verde al rojo-violeta, rojo oscuro, casi negro. Los tallos amarillos indican una carencia relativa de estos pigmentos. Con excepción del anillo de crecimiento, la superficie del entrenudo está más o menos cubierta con cera. La cantidad de cera depende de la variedad.
 
El ápice del tallo tiene un contenido relativamente bajo de sacarosa y por lo tanto, es de poco valor para el molino. Sin embargo, el tercio superior de la planta tiene muchas yemas y recibe un buen suministro de nutrientes, que lo convierten en un material muy apreciado como semilla de caña para la plantación.

La sección transversal de un entrenudo muestra, desde el exterior al interior, los siguientes tejidos: epidermis, córtex o corteza, y un tejido de relleno conteniendo haces vasculares. Las células de la corteza tienen paredes gruesas y lignificadas. Estas células ayudan a reforzar el tallo. Más hacia el centro, el tejido de relleno está compuesto por los haces vasculares del xilema y del floema.

Los tubos del xilema conducen el agua y sus minerales disueltos en un flujo ascendente desde las raíces, mientras que el tejido conductor del floema transporta los nutrientes y productos sintetizados por la planta en un flujo descendiente hacia las raíces. 

Ocasionalmente se pueden observar dos tipos de resquebrajaduras en la superficie del tallo: unas inofensivas, pequeñas, corchosas, restringidas a la epidermis y otras resquebrajaduras de crecimiento, que pueden ser profundas y corren a lo largo del entrenudo.
Las resquebrajaduras de crecimiento son perjudiciales ya que provocan mayor pérdida de agua y exponen al tallo a la entrada de agentes patógenos e insectos. Las resquebrajaduras de crecimiento dependen de la variedad y de las condiciones de cultivo.


Send to a friend Top of Page Printable Version